Él es Kronk de Sudáfrica, disfruta dominar el mundo, tomar una cerveza y ser apasionado con su trabajo.