El artista chino Cao Hui, quien gusta de trabajar esculturas y objetos dándoles una textura de piel y vísceras humanas, lanzó recientemente una silla con órganos saliendo por sus costuras.