El Rey de la Galaxia, Bill Murray, aparece en una serie de -increíbles y alegres- fotografías estelarizando la portada del nuevo número de GQ.

Murray sin duda es una de esas personas que transmite sonrisas con sólo mirarlo.