¿Qué deja ser un reconocido rapero, productor musical, y fundador de un par de marcas de ropa como Billionaire Boys Club y Ice Cream Clothing? Para empezar, una casa con valor de 16.8 millones de dólares.

Pharrell Williams deja Miami, y con la partida está poniendo en venta su condominio. Cuenta con cinco recámaras, siete baños, una alberca en penthouse y home theatre.